Seguro médico para los expatriados - El sistema de sanitario francés

Mudarse al extranjero siempre viene cargado de bastante papeleo. Una de las cosas más importantes de las que tendrás que ocuparte tan pronto como vivas en el extranjero es de tu seguro médico. Como expatriado en Francia, eres bastante afortunado y no tienes que gastar todo tu dinero en gastos médicos, ya que el sistema de sanidad en Francia es uno de los más subvencionados y asequibles del mundo. Veamos qué es lo que este país tiene para ofrecerte.

La asistencia sanitaria francesa en pocas palabras

  • El sistema sanitario francés para extranjeros (no pertenecientes a la UE) se llama PUMA (Protection Universelle Maladie);
  • Todos los residentes franceses están obligados a tener un seguro médico;
  • El coste de una visita médica en Francia aproximadamente es de 23 euros (sin cobertura);
  • El coste aproximado de medicamentos para el dolor de cabeza es de 2,20 euros (16 x 500mg);
  • El sistema de seguridad social francés cubre el 70% del costo de su tratamiento.

¿Cómo funciona el sistema sanitario francés?

Esta pregunta ha estado en mi mente desde el momento en que decidí mudarme a Francia. Me llevó un tiempo levantarme y finalmente ocuparme de todo lo que necesito, no sólo porque el papeleo es súper complicado, sino también porque es increíblemente difícil encontrar información sobre este tema. Ahora que lo sé todo, ¡por fin puedo compartir mi experiencia con vosotros! Así que, empecemos con una visión general del sistema de salud en Francia. Te ayudará a entender lo que debes hacer y por qué.

El sistema de salud pública en Francia

Todo residente francés debe estar cubierto por la seguridad social. Los gastos están regulados por la Ley y dependen de sus ingresos personales. Esto significa que pagarás un porcentaje específico de tus ingresos a la "sécurité sociale" (seguridad social). Como todos los empleados se benefician de los planes subvencionados por las empresas, tu jefe pagará otra parte de estas cotizaciones.

El sistema de seguridad social cubre el 70% de los costes médicos en Francia si necesitas tratamiento. En caso de que tengas problemas médicos de larga duración, incluso el 100% puede ser cubierto por el Estado. Pero, ¿qué sucede con el 30% restante? Bueno, tendrás que pagarlos tú mismo, a menos que te suscribas a algún tipo de seguro médico privado adicional.

El sistema de salud privado en Francia

Como residente francés que te has suscrito a un seguro médico público, también puedes suscribirte a lo que se conoce como "mutuelle". Este seguro complementario de salud en Francia puede cubrir el 30% restante de tus gastos de tratamiento que no son pagados por el seguro público. ¡No todos los seguros incluyen todo tipo de tratamientos! Piensa en lo que puedes necesitar en el futuro y elige tu "mutuelle" en base a ello.


Si trabajas para una empresa, ésta debería estar pagando una "mutuelle". Esto significa que por lo menos la mitad del costo adicional puede ser cubierto por tu empleador.


Ayuda médica en Francia para los expatriados

La asistencia sanitaria en Francia se basa en un sistema de seguros y, como ya he mencionado, es obligatorio tener un seguro de salud en Francia. Si no tienes empleo (todavía) o trabajas como autónomo, no podrás suscribirte al seguro médico público. En este caso, debes asegurarte de que estás cubierto por un seguro médico privado local o para expatriados.

Desde hace algunos años, los expatriados que viven en Francia tienen acceso a un nuevo sistema de salud para los extranjeros llamado PUMA (Protection Universelle Maladie). Este sistema le permite acceder a la sanidad pública después de haber sido residente francés durante tres meses.


Si tienes problemas para encontrar un trabajo en Francia y los ingresos de tu familia no llegan a un determinado nivel, puedes beneficiarse del CMU-C, que es una cobertura sanitaria gratuita.


¿Cómo beneficiarse de la baja por enfermedad remunerada?

En caso de que enfermes y no puedas ir a trabajar, lo primero que debes hacer es ir a ver a un médico. Si te quedas en casa, no hay manera de que puedas reclamar una licencia por enfermedad pagada. El médico te dará una nota oficial por enfermedad (si no, ¡Pídela!) que puedes enviar a tu empleador. Esto es todo para obtener una licencia por enfermedad regular. Fácil, ¿Verdad?

De todos modos, para tener derecho a una licencia por enfermedad pagada (hasta seis meses), en general debes haber trabajado por lo menos 150 horas en los últimos 90 días o, en los últimos seis meses, haber pagado contribuciones al seguro social que equivalgan a 1.015 veces el salario mínimo por hora.

¿Cómo inscribirse en el sistema sanitario francés?

Si empiezas a trabajar en Francia y tienes suerte, tu empleador te inscribirá en la seguridad social. Después de esto puedes inscribirte en la asistencia sanitaria francesa. Para las personas que nacieron fuera de Francia esto no suele ser el caso, por lo que debes hacerlo por ti mismo. Pero no te preocupes, inscribirse en la seguridad social y en la asistencia sanitaria en Francia no es tan complicado como parece al principio, y si tienes suerte no te llevará más de 15 minutos. Sólo tienes que seguir estos pasos:

  1. ¡Abrir una cuenta bancaria francesa! Sin ello no llegarás lejos...
  2. Encuentra tu oficina local de CPAM (Caisse Primaire d'Assurance Maladie), por ejemplo en el sitio web de Ameli.
  3. Reúne todos los documentos que te pedirán: pasaporte, prueba de residencia, prueba de dirección (por ejemplo, una factura reciente de servicios públicos), certificado de nacimiento, visado (si lo necesitas) y prueba de ingresos si deseas solicitar el CMU-C.
  4. En la misma oficina, regístrate para obtener la tarjeta sanitaria nacional (carte vitale).

Una vez que tengas tu "carte vitale", ¡No olvides llevarla al médico cada vez que vayas a verlo! Esto es necesario para acceder a la atención médica gratuita o para reclamar el reembolso después de tu cita.


¿Cómo concertar una cita médica en Francia?

Al principio – si no hablas francés muy bien – ir a urgencias en Francia o tener una cita con el médico puede ser un verdadero desafío. Pero especialmente en las grandes ciudades, encontrar doctores que hablen español no es del todo complicado. Aquí hay algunos consejos para facilitarte la búsqueda.

En primer lugar, nunca olvides preguntar a tus amigos o colegas. Algunos de ellos probablemente tuvieron el mismo problema cuando se mudaron al extranjero, así que pueden aconsejarte o incluso recomendarte un médico. Si no, puedes continuar con una simple búsqueda en Google o buscar una embajada española en tu ciudad y pedirles una lista de médicos.

Si hablas un poco de francés, te recomiendo que visites Doctolib. Es un portal en línea para buscar médicos en tu área. El sitio web sólo existe en francés, pero puedes filtrar por los médicos de habla española de tu ciudad. Además, es probablemente la forma más fácil de hacer una cita con un médico en Francia.


Para ver a un especialista, debes concertar primero una cita con tu médico de cabecera. Él te remitirá a un especialista si lo consideras necesario.

Frases médicas útiles en francés

En caso de que no hables ni una sola palabra de francés, aquí tienes las palabras más importantes que necesitas saber.

  • Seguro médico – assurance maladie
  • Prescripción – ordonnance
  • Hospital – hôpital
  • Urgencias – urgence
  • Médico de familia – médecin généraliste
  • Doctor – médecin
  • Medicamento – médicament
  • Enfermo – malade
  • Baja por enfermedad – arrêt maladie
  • Me gustaría concertar una cita con el médico. – Je voudrais prendre un rendez-vous avec le médecin.