Cómo superar una entrevista de trabajo en el extranjero - Preparación

Imagínate: Estás sentado en tu sofá, tomando un café con un amigo, hablando de los cientos de solicitudes de empleo que ya has enviado. De repente suena tu teléfono:

 

"Hola, soy Laura de Google. Hemos recibido tu solicitud para el puesto de representante de ventas en Francia. Me preguntaba si estaría disponible mañana para una primera entrevista corta".

 

¿Y tú? Desde que aprendiste la palabra "internet" estás soñando con trabajar para Google. Nada puede impedirte decir "¡Sí!" a esta oportunidad. Programas la entrevista y cuelgas. ¿Qué es lo siguiente? Te quedan 24 horas para prepararte, pero ¿por dónde empezar? ¡Estás tan cerca de alcanzar todo lo que siempre has querido!

 

Primero: ¡no te estreses! Siéntate y termina tu café mientras lees este artículo. Tenemos los consejos de entrevista que necesitas para que se queden sorprendidos.

¡Comencemos la preparación!

Sin duda, tener confianza durante una entrevista es crucial para lograr pasarla con éxito. Para construir esta confianza, no tienes que ser esta persona extrovertida que hace amigos en sólo 1 minuto. Es suficiente con prepararse con antelación. Pero ¿cómo se prepara para una entrevista de trabajo?

Obtén toda la información que puedas

Para saber lo que te espera durante tu entrevista de trabajo, lo mejor es obtener la mayor información posible sobre la empresa y el puesto de trabajo. Empieza con la sección "Acerca de nosotros" en su sitio web, revisa algunas reseñas de Glassdoor y pregunta a tus contactos si tienen información privilegiada.

Una vez que sepas todo sobre la empresa, vuelve a leer la oferta de trabajo. ¿De qué se trata el trabajo? ¿Por qué necesitan cubrir este puesto? Trata de averiguar todo lo que puedas sobre el rendimiento pasado y los planes que tienen para el futuro. ¿En qué momento entras tú? ¿Dónde se puede añadir valor?

Haciendo una buena investigación y aprendiendo la información de memoria estarás listo para responder a preguntas como ¿Qué sabes de nuestra empresa? ¡Quedarán impresionados! Además, ahora debería ser más que fácil explicar por qué quieres trabajar para ellos.

Piensa en las posibles preguntas de la entrevista.

Parece obvio, pero a menudo la gente olvida exactamente este tipo de cosas tan simples. Siéntate y cuestiónate lo que el reclutador puede preguntarte. Revisa en internet para ver si hay muestras de preguntas o una lista. ¡Escoge las preguntas que creas que es más probable que te hagan y contéstalas por adelantado! Esto puede sonar raro e inútil - porque el 50% de las preguntas no se harán - pero es como volver a la escuela: mejor aprender de más que no sólo lo justo. Escribe tus respuestas y practica recitándolas en voz alta, especialmente si sabes que tiendes a ponerte nervioso. También, piensa en cómo presentar tus fortalezas y especialmente cómo mostrarle al reclutador tus habilidades.

Podrían preguntarte acerca de los conocimientos especiales que necesitas para este trabajo. Asegúrate de tener este conocimiento. Para un trabajo en el extranjero, es probable que necesites hablar varios idiomas. Esperamos que no hayas mentido en tu currículum, así que hablar otro idioma no será un problema. Aun así, si no lo hablas con frecuencia, practica un poco antes de la entrevista. Te hará sentir más seguro.

¿Y por qué estás hecho para un trabajo en el extranjero? Los reclutadores no quieren contratar a personas que se dan cuenta después de sólo dos meses, que no son felices sin su familia y, para ser honesto, nunca quisieron dejar su país. ¿Por qué eres diferente? ¿Por qué te quedarás con ellos? Responder a esta pregunta también te ayudará a tomar la decisión correcta para ser feliz.

¡Y ahora pasamos a la acción!

¡Dale la vuelta y empieza a preguntar!

Desde nuestra propia experiencia, podemos decir que los candidatos nunca hacen suficientes preguntas durante las entrevistas. No entendemos por qué, porque es crucial para casi todos los reclutadores, pero aun así es algo que los candidatos no suelen hacer. El hecho de que sea una manera tan fácil de convencer a la otra parte de que estás interesado en el puesto, lo hace aún más difícil de entender. Hay muchas preguntas que hacer en una entrevista de trabajo. Así que, ahora que lo sabes, ¿qué es lo que no averiguaste durante tu investigación? Especialmente cuando te mudas al extranjero, hay muchas cosas que puedes preguntar sobre trabajar en el país, sobre cómo encontrar alojamiento o ¿qué hay del salario?.

Después de aprender todo de memoria

Para que tu preparación sea perfecta, ¡descansa un poco! Ningún reclutador quiere ver a un zombi que no haya dormido en toda la noche. Come antes de la entrevista. Tu estómago haciendo ruido hará que tu y el resto de la gente en la salsa se sienta incómodo. Además, ¿Puedes concentrarte cuando tienes hambre? Por lo general, cuando se tiene una entrevista para un trabajo en el extranjero, la primera será una entrevista telefónica o videollamada. Asegúrate de tener una buena conexión (a Internet) y de estar en un lugar tranquilo. Nada es más molesto que tener una señal débil, un ruido de fondo o incluso tu hermana corriendo por la habitación.... ¡Dile a todo el mundo que no te moleste! Aunque sólo tengas una llamada telefónica y no tengas que hacer una entrevista con tu lenguaje corporal, trata de vestirte bien y crear un ambiente profesional. Sabemos que no es fácil, pero te ayudará a ponerte en una situación mucho mejor.

Ahora que sabes cómo prepararte para una entrevista en el extranjero, ¡estás listo para programar tu primera entrevista! Si quieres saber cómo conseguir finalmente un buen resultado en tu entrevista de trabajo, tenemos aún más consejos secretos para ti.

Ahora que sabes cómo prepararte para una entrevista en el extranjero, ¡estás listo para programar tu primera entrevista! Si quieres saber cómo conseguir finalmente un buen resultado en tu entrevista de trabajo, tenemos aún más consejos secretos para ti.