Toda la información que necesitas para mudarte al extranjero!

Consejos

3 consejos básicos para encontrar alojamiento en el extranjero

Encontrar alojamiento en una nueva ciudad no es fácil, especialmente en el extranjero! Debes tener tantas cosas en la cabeza. ¡Aquí están las más importantes!


Probablemente ya has buscado alguna vez en tu vida un lugar donde vivir. En ese caso, ya sabes que incluso en tu propia ciudad o país de origen, encontrar un sitio donde vivir no es un juego de niños. ¿Cómo será de difícil entonces, cuando ni siquiera estás en la ciudad a la que quieres mudarte o nunca has estado allí? No sabes cómo son los barrios. ¿Son seguros? ¿Qué clase de gente vive allí? ¿Estudiantes? ¿Familias con niños?

Puede parecer un problema intratable, pero al final, puede que no sea tan difícil como crees... ¡si te preparas de la manera correcta! Mudarse al extranjero requiere compromiso y paciencia – es decir, tiempo. Tendrás que hacer mucha investigación y planificación, mientras te organizas perfectamente. ¡Y todo esto antes de partir hacia tu nuevo destino! ¡Por lo menos, es mejor hacerlo si quieres asegurarte una buena llegada!

¡Así es como se hace bien!

Comienza lo antes posible

encontrar alojamiento

Deberías empezar a comprobar tus opciones de alojamiento tan pronto como estés 100% seguro de que te vas a mudar al extranjero... o incluso antes. Todos los países tratan este tema de forma diferente y, al final, es posible que tengas que esperar varios meses porque hay lista de espera en este momento. ¡Es mejor saberlo de antemano!

Recuerda que encontrar una vivienda es un proceso que requiere mucho tiempo. Especialmente cuando te mudas a una ciudad grande y popular. Hay cientos de personas que se mudan cada mes, por lo que los propietarios reciben toneladas de solicitudes. Se paciente y no dejes de buscar. No se acaba hasta que oigas un "¡Sí, puedes instalarte!"

Pregúntale a todo el mundo

buscar alojamiento en el extranjero

Primer paso: vivimos en el siglo XXI, así que no puedes dejar de echar un vistazo a Internet y especialmente a las redes sociales. Hay muchos grupos de Facebook para expatriados en todo el mundo. Sólo tienes que hacer un pequeño post en algunos de ellos – no sólo una vez, sino quizás dos o tres veces, para que llegue al mayor número de personas posible – y alguien tendrá sin duda algún consejo que darte.

Segundo paso: si vives en una gran ciudad, debe haber "encuentros" donde puedas conocer gente que ya ha vivido en el extranjero. ¡La información de las personas que lo han experimentado personalmente vale mucho! Incluso puede que conozcas a alguien que conozca gente en tu futura ciudad y que pueda ponerte en contacto con ellos. De esta manera, matas dos pájaros de un tiro: encuentras un apartamento y un nuevo amigo potencial.

Paso tres: Al decir "pregúntale a todo el mundo", ¡nos referimos a todo el mundo! A veces ni siquiera sabemos quién puede saber qué. El hijo del colega de tu padre puede vivir en la ciudad donde te vas a mudar. Tal vez tenga algunas ideas sobre dónde podrías quedarte. Si ya has encontrado trabajo, no dudes en preguntar en tu nueva empresa. Ellos ya viven allí, deben tener algún consejo o contactos que darte.

Ten cuidado

mudarse en el extranjero

Si eres nuevo en una ciudad – o aún no has llegado – es fácil que los estafadores se aprovechen de tu situación, especialmente cuando estás desesperado por encontrar un apartamento o una habitación en el último momento. Puedes pensar: "No hay estafadores en nuestra sociedad civilizada europea..." Pero eso no es verdad. Están en todas partes. Has tenido suerte de no toparte con ellos. La situación todavía es más difícil para ti si no hablas su idioma. Sabrán instantáneamente que no tienes ni idea de lo que estás haciendo.

Para evitar el peor de los casos, comprueba siempre los precios en la ciudad a la que vas a ir y compáralos con la oferta recibida. Siempre intenta ir a ver el piso personalmente antes firmar cualquier tipo de papel. Las fotos pueden parecer diferentes de lo que encontrarás cuando llegues.

¡Si después de todo no encuentras nada, no entres en pánico! El primer mes, puedes alojarte en una posada, alquilar un apartamento Airbnb o simplemente probar el couchsurfing. Esto te dará tiempo suficiente para visitar los apartamentos en persona y elegir la mejor casa.

Cómo elegir tu alojamiento en el extranjero: 7 consejos para hacerte más fácil la vida 7 cosas que tienes que pensar antes de mudarte al extranjero

Lee más

Mantente informado

¡Suscríbete a nuestra página y consigue toda la información para mudarte al extranjero!